La consulta médica descartará enfermedades orgánicas que, en el caso de existir, pueden ser la causa o factor del problema capilar, realizando exploraciones, análisis, diagnósticos y tratamientos internos necesarios para corregir y subsanar dicha irregularidad.